Compartir
Print Friendly, PDF & Email

La apertura al público de la Torre de Almudaina cumple este año su octavo aniversario y para celebrarlo, el MARQ ha programado unas jornadas de Puertas Abiertas los días 12 y 13 de agosto. Una iniciativa especialmente ideada para que las familias alicantinas y cuantas nos visitan estos días de agosto se acerquen a conocer esta fortaleza originaria de la primera mitad del siglo XIII y declarada Bien de Interés Cultural. Almudaina, una hermosa población situada en el interior de la provincia de alicante, en la montañosa comarca de El Comtat, guarda increíbles tesoros paisajísticos y gastronómicos que añaden un aliciente más a la propia visita a su Torre.

 

El sábado 12 de agosto, la Torre se podrá visitar libremente de 9:00h a 13:00h y de 18:00h a 21:00h y el domingo 13 de agosto, de 9:00h a 13:00h.

 

Esta singular torre almohade se ha convertido en seña de identidad de la población, cuadrada y ruda, como la describe Gabriel Miró en su novela Las cerezas del cementerio (1910). Construida en época islámica medieval, formaba parte del recinto fortificado (cortig) de la pequeña alquería existente, por entonces conocida como ‘Al-Mudayyina’: la ciudadela, nombre del que procede la actual Almudaina. La restauración llevada a cabo por la Diputación de Alicante, propietaria del Monumento, permite comprender a través de las huellas halladas en sus muros, la curiosa técnica empleada en su construcción y las secuelas de los cambios sufridos en sus ochocientos años de historia. Traspasado el umbral de su pequeña puerta, el visitante puede descubrir los espacios interiores en los que se desarrolla un sutil discurso museográfico donde es posible sumergirse en la historia de la torre, de Almudaina y de las tierras de interior de la provincia de Alicante.

 

A lo largo de estos ocho años, más de 14.000 personas (14.110 a fecha de 31 de julio) han tenido oportunidad de visitar este complejo de época islámica gestionado por el Marq. Escolares y visitantes procedentes de toda la geografía alicantina y del resto de España han podido disfrutar de este singular museo de sitio.

 

El Monumento tras su compra por la Diputación de Alicante fue restaurado y musealizado por el Área de Arquitectura de la misma y con su apertura al público en agosto de 2009, quedó integrado en la red de yacimientos, monumentos, parques arqueológicos y centros de interpretación que gestiona el MARQ, siendo posible programar su visita a través del servicio de Concertación de Visitas del Museo o en el teléfono 630 108 295.


PUBLICIDAD

PUBLICIDAD