Compartir
Print Friendly, PDF & Email
Velar por la seguridad de los ciudadanos y proteger los municipios de la provincia son los objetivos principales del Consorcio de Bomberos de la Diputación de Alicante, una labor esencial que en los dos primeros años de esta legislatura se ha materializado a través de cerca de dos millones de horas de trabajo y 15.000 intervenciones -5.368 de ellas en incendios y 5.642 en actuaciones de salvamento-.
         “Estas cifras ponen de manifiesto la excelente labor que desempeñan nuestros bomberos, profesionales extraordinarios y altamente cualificados que cada día arriesgan su vida para para ayudar a los demás”, así lo ha manifestado el diputado de Emergencias, Jaume Lloret, quien esta mañana ha hecho un repaso de las principales acciones llevadas a cabo en el área durante este periodo.
         En este sentido, destaca el considerable incremento del presupuesto, que en esta anualidad supera los 46 millones de euros, así como el impulso del empleo mediante la convocatoria de cuarenta nuevas plazas de bomberos de acuerdo a una estrategia uniforme plurianual para aumentar y rejuvenecer la plantilla profesional. Además, está previsto cubrir progresivamente todas las vacantes que se generen mediante la creación de una bolsa de trabajo.
         La transformación de los servicios del Consorcio Provincial para adaptarlos a la realidad social que impera en la actualidad ha sido otra de las acciones adoptadas entre 2015 y 2017. Para ello, se han adoptado medidas como la reducción y eliminación de tasas. Hoy, ocho de cada diez intervenciones se realizan sin coste alguno para el ciudadano. Además, las personas sin empleo y las familias que tienen una renta inferior a los 22.000 euros están exentas de estos pagos, que sólo se tramitan en casos de imprudencia o negligencia”, ha señalado LLoret.
         Además, y con el fin de mejorar la calidad del trabajo prestado y adaptarlo a los nuevos tipos de emergencias, el Consorcio Provincial ha actualizado su organización territorial en dos áreas operativas -Norte y Sur-, ha puesto en marcha un nuevo parque auxiliar de Bomberos en Benissa y ha habilitado dos retenes estacionales, uno en Pilar de la Horadada y otro en Santa Pola.
         Optimizar la seguridad de los profesionales también ha sido una de las prioridades de la Diputación de Alicante en estos dos primeros años de legislatura. Con este objetivo se han desarrolladonumerosos cursos de formación y prevención para el personal,se han comprado nuevas herramientas para la revisión de material y se han adquirido hasta 700 equipos de protección individual.
         Asimismo, el diputado ha resaltado el notable impulso que se le ha dado a la comunicación mediante la creación de un perfil institucional en redes sociales -Facebook, Twitter o Instagram-. Este proyecto, que se ha ido configurando y ampliando especialmente en estos últimos meses, se ha convertido en una herramienta esencial para facilitar el contacto directo con los usuarios y difundir la información de manera inmediata y global.
         La educación y concienciación social de los más pequeños a través de visitas guiadas a los parques de bomberos, la donación de material a diversas ONG’s, la participación en proyectos culturales y de cooperación internacional o la colaboración activa con la Universidad de Alicante en la detección y alcance de seísmos han sido otras de las muchas acciones que han marcado la actividad del Consorcio entre julio de 2015 y agosto de 2017.
         “En todo este periodo destaca también el trabajo desarrollado de forma coordinada junto a la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a Emergencias, con quienes venimos colaborando en diversas intervenciones, fundamentalmente en incendios e inundaciones”, ha matizado el diputado.
Por otra parte, Jaume Lloret ha hecho referencia a los proyectos de futuro del Consorcio Provincial que pasan por la inminente puesta en marcha de un Plan de EmergenciasInfraestructuras y Seguridad dotado con cinco millones de euros que permita dar respuesta a todas las situaciones potencialmente peligrosas que se puedan dar en los municipios alicantinos.
Para ello, la Diputación de Alicante realizará un estudio pormenorizado de las necesidades dotacionalestécnicas y humanas de cada zona y, en base a ellas, establecerá un protocolo de actuación en el que se contempla también la construcción de infraestructuras.
En este sentido, el diputado ha explicado que entre las medidas que se van a tomar se encuentran la construcción de dos nuevos Parques de Bomberos de segunda generación en Villena y Orihuela, así como la ampliación y mejora de los de Sant Vicent del Raspeig y Benidorm.
Además, está previsto construir diez nuevas helisuperficiesen distintos puntos de la provincia con el fin de optimizar los tiempos de llegada a los lugares de intervención y las evacuaciones de emergencia.
  El aumento del personal en las zonas operativas y parques, de acuerdo con las demandas de los sindicatos, y lareducción paulatina de las tasas de los servicios también marcarán la línea de actuación del Consorcio durante los próximos años. “Todo para garantizar la seguridad de las personas y de los municipios”, ha puntualizado el responsable del Área.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD